El gobierno local comenzó a programar la construcción de huertos escolares seleccionando inicialmente cinco centros educativos para que sirvan como modelos y después expandir la idea al resto del municipio informo el ingeniero José Vargas.

Lo que se busca es volver a incentivar a los escolares a las prácticas básicas de agricultura que años atrás eran clases obligatorias en los centros públicos de enseñanza primaria.

Todo esto se enmarca dentro del proyecto Eco- Escuela, para que con los productos de la cosecha sean trasladados al fortalecimiento de  la Merienda Escolar de los mismos centros educativos inducidos a esta actividad.

A los niños se les enseñan técnicas de siembra, aspectos de nutrición y además temas relacionados con la salud mental y psicología.

Vargas , indicó que los primeros cinco lugares donde se efectuará el programa serán la escuela Dionisio de Herrera de Sapadril, Centro de Estudios Básico Francisco Morazán  de Baracoa, escuela Lempira de Río Arriba, escuela Urbana mixta República de México, y escuela Zacarías Álvaro Mena de la comunidad de Banderas 3.

A %d blogueros les gusta esto: